Adolfo Barranco Aparicio, el embajador

Adolfo Barranco Aparicio, “el embajador” (Madrid 1957) inició su trabajo gráfico en los campos del dibujo y el collage a comienzos de los años 80, dentro del escenario afterpunk de Madrid, e impulsó los fanzines Estudios UFA y Realizaciones Estajanovistas. En 2017 colaboró gráficamente en el libro de poesía El vuelo de la libélula, de Isabel Flors. En 2018 ilustró la portada del libro Silencio, de Pedro Muñoz Alonso; colaboró en el libro Tratado de las Mariposas, de Yaiza Martínez y participó en la exposición Pictoemas en el complejo Regal Xunqueira de Viveiro (Lugo). Igualmente, bajo el seudónimo de “Ricardo”, ha desarrollado la crítica e ilustración político-social en diversos medios alternativos.